Abonadoras Manuales

Las abonadoras son máquinas agrícolas utilizadas para facilitar la ardua tarea de la fertilización del terreno donde se va a cultivar. Es crucial abonar con relativa frecuencia, ya sea mediante estiércol, compost o fertilizantes químicos, de lo contrario la tierra se irá desgastando hasta quedarse sin los nutrientes necesarios.

Tipos de abono

Existen diversos tipos de fertilizantes para nutrir la tierra, y aunque nuestra recomendación es recurrir a lo natural y ecológico que es lo orgánico, ya sea mantillo o estiércol, vamos a ver en que consiste cada variedad y cual es su modo de utilización.

Orgánico

A menudo se utiliza mantillo, un producto formado por materia orgánica en descomposición procedente de restos vegetales, estiércoles, etc.

También es común el uso de estiércol, normalmente para abonado de fondo antes de la siembra.

El compost es otro de los abonos orgánicos más populares, generalmente se compone de restos de la poda de los árboles, residuos vegetales de plantas secas, etc.

Granulado

Este abono se presenta en forma de granos o gránulos que hay que esparcir y enterrar. Básicamente hay que aplicarlos sobre toda la superficie y cubrirlos con un poco de sustrato para que se disuelvan poco a poco.

Dentro de los granulados, el abono azul es muy popular ya que la gente lo recuerda por lo llamativo de su. Se trata de un fertilizante de aplicación universal y sus modelos más tecnológicos inhiben la nitrificación para aumentar la eficacia y disminuir el impacto medio ambiental en el ecosistema.

Soluble

El abono soluble se suele vender en polvos que se disuelven mezclándolos con el agua que se utiliza para regar. Son muy potentes, y por ello hay que utilizarlos con precaución, respetando las indicaciones de uso.

Líquido

Este fertilizante actúa más rápido que el estiércol tradicional y los granulados. Se aplica normalmente diluido con agua, normalmente durante el periodo de primavera, y otoño, dejando descansar la tierra durante el invierno.

Es uno de los métodos recomendados para los jardines y los tiestos, tanto de interior como de exterior.

Bastones

Es un método un tanto peculiar que consiste en introducir una especie de varita o bastón en la tierra. Su aplicación es muy cómoda, sobre todo en tiestos y jardines, y su efecto dura de dos a tres meses. Generalmente, se recomienda aplicarlos cuando la planta se encuentra en periodo vegetativo.